BALLET FOKLORICO DE BOLIVIA / K'ALA MARKA: "ROSA"

 

 

La tradicion recopilada por los cronistas, cuenta que las huestes Incarias, al mando del Inca Tupac Yupanqui,fracasaron en la conquista de la zona oriental, por la encornada resistencia de estas tribus, quienes los recibieron danzando acrobaticamente con saltos guerreros munidos de largas lanzas.  Con tal impresion volvio el Ica Yupanqui que la adopto para el repertorio andino como una danza ceremonial de guerra.

Otra version antigua  dice que los Tobas habrian llegado al Kollasuyo con el Inca Tupac Yupanqui pero se cree que vinieron a Oruro con su vestimenta tipoca atraidos por la forma de la Virgen de la Candelaria. Posterirmente,  se constitutyo una compaesa que intervenia en las fiestas religiosas con un disfraz de vestimenta selvatica.

Los tobas usan  falda, ponchillo, turbante largo, con puneras y tobilleras con plums largas. Los cambasque antes desfilaban case desnudos , ahra se cubren con un palraon  un poncho con flecaduras e ambas prendas y los chipayas portan ponchos y pantalon ligeramente modificados del que usan a diario.

Las plumas  son de parihuana o aveztruz. Para las tobilleras y para los puños con 10 plumas cada una. Los tobas son guerreros indomitos del chaco Boliviano.

La Danza de Tobas es una representación figurativa de las tribus del Chaco boliviano. Desde antes de la colonia la relación entre la cultura andina y la amazonía fue de dominación y de resistencia. En sus incursiones, el ejército quechua tomó prisioneros selvícolas, llamados ch'unch'us. La llegada de estos orientales al mundo occidental inspiró en los aymaras la creación de una danza bautizada precisamente ch'unch'u, que no es más que una manera de apropiación cultural.

Fundada la República, los aymaras migrados a las ciudades de La Paz y Oruro reinventaron la danza y la designaron Tobas, nombre de una etnia del Chaco boliviano.

La apropiación incluyó también la representación imaginaria de la cultura Tacana, con máscaras de madera elegántemente ataviadas con plumas. El resto del indumento es liviano: calzoncillos largos, camisa de seda, una espaldera o capa pequeña y una falda de colores vivos hasta la rodilla, todo bordado con sencillez y adornado con cuentas y espejuelos; de tal forma que los bailarines tienen libertad de acción.

La coreografía de la danza es notabe. Exige saltos y agilidad excepcional y es una de las pocas danzas andinas que requiere tanto movimiento.


La presencia de lanzas, arcos y adornos de plumería, así como tatuajes y sartas de conchas y semillas, se superponen a las netas características del vestuario andino. Es un baile acrobático que expresa actitudes guerreras y de cacería, los danzantes realizan saltos y vueltas como si llevaran alas en los talones. La relación de los bailarines con el mundo espiritual viene dada por la presencia de los
"Brujos" que intervienen en la danza


 

OTRAS DANZAS:

        
antawaras caporales chutas diablada doctorcitos
kallawaya kullawada llamereda macheteros morenada
pujllay tinkus tobas waka - waka

 

 

INICIAL   |  GRUPOS  | MUSICA | LIBRO DE VISITAS  |   CONTACTOS |

Copyright ©2006, Bolivianisima.com. Todos los derechos reservados